Magazine Misceláneo de quinqui

Rinconcitos del Baúl

MINE

Todo se devuelve

Acerca de cómo las cosas siempre retornan

Escrito por quinqui el 31/05/2013 10:18 hrs. Modificado el 31/05/2013 11:51 hrs.
Guardado en Pensamientos
Etiquetas: Experiencias, Reflexiones
Estando medio resfriada, haciendo frío y siendo tarde, lo único que todos queremos es volver luego a casa. Ayer iba en camino a mi hogar, y tras terminar la ruta en la micro, me tocó buscar colectivo para llegar a destino. Encontré uno y me subí "contenta" porque no tuve que esperar tanto. Me abroché el cinturón tranquila, y como nunca, le pasé confiada el pasaje al chofer, preguntando si el valor era correcto para mi destino. Me sorprendí entonces cuando este caballero me sale con el discurso de que, si quería ir a esa dirección, debía haber tomado un colectivo de otra línea, ya que él tomaba otra ruta; en resumen, que se le notó en la cara y palabras lo mucho que le molestaba tener que pasar por mi sector.

Ahora bien, las líneas de colectivo que pasan por mi sector son varias, pero se agrupan en dos categorías: las que van a la Villa El Indio, y las que van a San Joaquín/El Milagro. Si bien tienen destinos distintos, para llegar a ellos, ambas agrupaciones comparten un sector en común, y que viene señalado en su letrero: Vista Hermosa. Allí es donde yo vivo, y en teoría, todos los colectivos que digan Vista Hermosa, me debieran servir.

Como en el momento la respuesta negativa del chofer me pilló desprevenida, no atiné a nada más que a decirle "Bueno, pero igual pasará por mi sector, no? Además, ya me subí". Durante el viaje me sentí tremendamente incómoda, despreciada y persona non-grata. Los choferes suelen hacer eso con nosotros los pasajeros, y es cruel.

Sin embargo, y como nunca, la vida me devolvió la mano de cierta forma.

El colectivo continuó su recorrido habitual, tomando pasajeros en el centro de la ciudad. Por cada uno que subía, yo sufría pensando en que, si solicitaban ir al Milagro o San Joaquín, cada uno le estaría dando la razón al señor este. Mas, el primer pasajero que subió después de mí señala "a Cisternas con xxx" (no recuerdo el nombre de la calle), y por dentro me dije "yaaaa" (Cisternas queda en mi sector). Luego, no escuché el destino del tercer pasajero, pero seguro iba a uno de los sectores problemáticos para mí. No obstante, seguíamos siendo 2 contra 2. Entonces, ya casi al final de la toma de pasajeros, se sube una señora muy atareada (iba hablando por teléfono), y cuando el chofer le pregunta su destino, ella le dice, para el deleite de mis oídos, el mismo y exacto destino mío xD!!

No quise mirar la cara del chofer, pero cuando iba ya en ruta por mi sector, me daban unas ganas de decirle "pero y ¿no dijo que se iba a ir por San Joaquín?" XD.... Por supuesto no lo iba a decir, porque sería hacer bronca de la nada.

Si bien la vida me devolvió la mano, lamentablemente eso no me quitó el mal rato ni me hizo sentir mejor, tal vez sólo un poquito más tranquila, porque no tuve que tragarme todo el viaje a los otros sectores antes de llegar al mío (que era con lo que el chofer me amenazó). Pensé en su momento en ir a la Línea de colectivos (Nº 24) del chofer a dejar el reclamo, pero luego de ver cómo terminaron las cosas, entendí que gran parte de la mala disposición del chofer era debido a la hora, el frío, y bueno, a lo mismo por lo que todos nos queremos volver pronto a la casa. Claro que eso no me quita de la cabeca que este caballero no era más que un arribista, que no le gustaba llevar gentuza de Vista Hermosa, y sí sólo gente de bien, de los barrios high de San Joaquín y El Milagro (esto barrios son muy cuicos, la verdad).

En fin, ese fue mi descargo del momento. Hasta pronto y gracias por leer :3

PD: No hay foto nuevamente, intentaré tomarle una a mi amada Vista Hermosa cuando pueda.
comments powered by Disqus

Más Imágenes

El Baúl de quinqui © 2012, 2017 Carolina Casanova García
Los contenidos mencionados y descritos en este sitio son propiedad de sus respectivos autores,
y se encuentran aquí sólo como referencia.