Magazine Misceláneo de quinqui

Rinconcitos del Baúl

MINE
My Little Pony

Acerca de sueños infantiles

Mi pequeño Pony

Escrito por quinqui el 04/01/2013 20:29 hrs. Modificado el 04/01/2013 23:29 hrs.
Guardado en Coleccionables
En los años 80`s yo era una niña, y entre mis muchos pasatiempos, estaba, por supuesto, ver la televisión cada tarde. Por esos años las televisoras nacionales daban un buen número de series de dibujos animados que nos marcaron mucho a los de mi generación. Estaba por un lado la tanda de animé, y por el otro, los dibujos animados basados en juguetes. De estos últimos, fui bastante fanática en su momento de los Transformers, Thundercats, Jem, y por supuesto, de Mi Pequeño Pony ^^.

Esta última serie me hizo rallar la papa por varios años. Ya que la hora del programa era sagrada para mí, odiaba que los capítulos fueran interrumpidos por una tanda de comerciales tan larga, y que encima fueran tan cortos. En el mini especial que era el show de MLP, odiaba también cuando daban los Potatoes Head Kids, aunque me alegraba cuando daban los Glow Worms, y también me embelesaba viendo el colorido de los Moon Dreamers. Pero el show principal eran los Ponys, y eso era por lo que yo alucinaba cada tarde. No entraré en detalles de los desvaríos infantiles que sufría a causa de esto, pero sí he de decir que nunca consideré pedir que me compraran los juguetes, ya que aunque lindos, por una parte eran caros, y encima nunca suplirían el poder tener un pony parlante verdadero (sí, ese era mi desvarío xD). Por ese entonces me contentaba (mucho) con sólo poder dibujarlos: la diversión era aprenderse los nombres y distinguir sus coloridos, etc.

Cuando pude ver hace unos meses unos capítulos de la serie de tv, por supuesto que me di cuenta de lo sosos que eran, jejeje... pero eso no impidió que sintiera la nostalgia de la niñez. Hace unos años atrás llegó, a los supermercados de mi ciudad, una nueva tanda de juguetes de MLP, pero ninguno era de los que yo recordaba con cariño. Aun así, compré varios de ellos, más que nada para honrar a mis recuerdos. En próxima oportunidad agregaré fotos de ellos acá

Lo curioso vino después de eso, ya que dejaron de llegar esos ponys, y fueron reemplazados por unos chicos y cabezones de ojos exorbitantes, que demás está decir no fueron de mi gusto: eran caballitos versión Bratz (vale decir, y en buen chileno, flaites a más no poder). Y al pasar de los meses, los ponys "clásicos" sencillamente desparecieron de los estantes. Suspiré de alivio al pensar que había acertado al comprar esa última línea similar a los originales, justo a tiempo.

Con el tiempo también me vine a enterar que estos ponys deformes tenían su propia serie de tv, y que incluso su fanclub es bien "famoso", más que nada por tener entre sus filas a hombres (maduritos, incluso), que encima (según leí) reniegan de los ponys clásicos.

Anyway, no es tema para mí. Yo simplemente recuerdo las sensaciones y emociones que sentía cuando veía estos monos animados en la tv, sentada en la alfombra a los pies de la cama de mis papás, sintiendo el calorcito del sol de la tarde entrando por la ventana, y yo apoyada en la cama dibujando como loca tras terminar cada capítulo, intentando recordar y copiar los colores, los cabellos, esos ojos de gemas (¡ay, cómo alucinaba con esos ojos!), en suma, esa magia... ^_^ Y es que no puedo imaginar si los creadores y encargados del marketing de Hasbro sospecharían al vender estos "comerciales extra largos" de sus productos los alcances sentimentales que sus estrategias produjeron en nuestras mentes infantiles (ocurrió con otros juguetes también, como Transformers, etc.).

Para muestra, vean este video de un comercial de esos años, donde precisamente hacen propaganda a esos ojos preciosos que tanto me gustaban: Twinkle Eye Pony CM @ RetroJunk

Crédito Foto: Etsy
comments powered by Disqus

Más Imágenes

El Baúl de quinqui © 2012, 2017 Carolina Casanova García
Los contenidos mencionados y descritos en este sitio son propiedad de sus respectivos autores,
y se encuentran aquí sólo como referencia.