Magazine Misceláneo de quinqui

Rinconcitos del Baúl

MINE
Grupo Wolves

Efectos del KPop en los fans occidentales

Sobre la sobredosis de energía y ansiedad que los fans de kpop acumulan

Escrito por quinqui el 23/09/2014 23:26 hrs. Modificado el 23/09/2014 23:28 hrs.
Guardado en Pensamientos
Etiquetas: Kpop, Música, Reflexiones
El kpop lleva sus años en curso, y otros tantos ganando adeptos en el lado occidental del planeta. Desde mi perspectiva personal, debo decir que son muchas las fibras que esta moda hace estremecer en nuestros seres: partiendo por caer absortos en las coreografías, desvariar con la imagen y el look, para finalmente repetir sin fin la música grabada indeleblemente en la memoria.

El hecho de ser coreano no le quita significado al vocablo compuesto "k-pop", vale decir, es música pop, para las masas, con melodías adictivas y temas rápidos de digerir, por eso mismo, no podemos sorprendernos de su viralidad.

El caso es que tras este maremagnum de sensaciones exaltadas, no puedo dejar de cuestionarme los efectos que produce el kpop en los fans occidentales: el hecho de encontrarse geográfica y literalmente al otro lado del mundo es algo que produce ansiedad y en muchos casos, suma impotencia: cuesta adquirir los productos, asistir a las presentaciones en vivo, ver a los ídolos en persona, en fin, que si no fuera por internet, 1) el kpop no se habría podido difundir como lo ha hecho, y 2) habría mucha mayor desesperación por acercarse a este mundillo (si bien en su momento el jpop también fue objeto de culto de los occidentales, nunca se trató de música verdaderamente pop, vale decir, enfermizamente adictiva y disponible como el kpop).

Pero vuelvo a la cuestión: ¿qué pasa con los fans occidentales de una moda tan embriagante?
Coloquémonos en el mismo caso, pero en el cual los ídolos son del mismo lado del planeta ¿qué hace este fan? Escucha las canciones en la radio y se prepara para ver a su artista cuando es presentado en algún programa de TV local o cuando sale en las noticias; compra en la tienda cercana los discos, en el kiosko de la esquina los pósters; tararea y canta a grito pelado las canciones, sin vergüenza, pues es una canción que todos sus coterráneos conocen o han escuchado alguna vez, si la canción en cuestión tiene un bailecito asociado (en occidente son las menos), lo recrea ligeramente o baila con una amplia sonrisa con sus amigos de parranda; en última instancia, si el artista viene a su ciudad a dar un concierto, junta sus lucas para poder comprar la entrada, si no la más cara, al menos la más barata, dependerá de su nivel de fanatismo. En suma, vive su vida normal, escucha a su ídolo en la radio, y no se calienta mayormente la cabeza sobre el asunto, pues sabe que el artista está ahí, aunque sea en otro país, pero como sea las barreras y distancias son pocas.

¿Qué pasa, entonces, con el fan de un artista que habla un idioma realmente desconocido, y que encima vive y realiza sus actividades al otro lado del mundo?
Si el fan quiere comprar los discos o merchandising del ídolo, pues debe acudir a internet, al amigo que tiene cuenta internacional, juntar mucha más plata que si quisiera comprar un disco localmente, y esperar los largos 30 días que demora en arribar un paquete desde oriente a occidente (si compra el envío barato, claro!); debe cuidar su entusiasmo por cantar y bailar sus canciones favoritas, pues, como no son repetidas ni transmitidas en el ámbito radial local, nadie las conoce, y si él las recrea, será mirado como bicho raro; debe soñar con la remota posibilidad de que su artista se presente en vivo en su país (más remoto si lo espera en su propia ciudad), y si el ídolo resulta que viene, debe juntar el triple de dinero para comprar la entrada... En suma, un cúmulo de situaciones que elevan el nivel de ansiedad del fan, convirtiéndolo en una especie de criatura nerviosa y desquiciada :P Luego, ahí tienen a esas chicas gritando desaforadas como si volvieran a su tierna infancia y estuvieran viendo a Justin Bieber, jajaja xD

Lo que yo digo ahora es, si el fan occidental del kpop acumula ese nivel de ansiedad y exaltación cada vez que admira a sus artistas, todo eso es energía pura, y yo me pregunto ¿de qué forma puede este fan canalizar su emoción, sin terminar pareciendo un lamentable friki?

Esto lo vine a reflexionar al ver este video:



Precisamente, en el video, el conductor del programa menciona la clave que hace del kpop una moda interesante: aúna distintas disciplinas, como son el canto, la interpretación y el baile coreográfico, en una sola performance. Esto es, una actividad que requiere esfuerzo, disciplina y dedicación para poder llevarla a cabo de forma memorable. Al ver estos chicos, presentar su "talento" en un programa de TV, me hizo pensar si acaso el kpop podría traspasar la barrera ídolo-fan, y ser el gatillante de una nueva forma de arte popular y mercadeable en occidente, como es el baile coreográfico en sí mismo.

Si bien hay precedentes en el ámbito anglo, creo que no pasaron de las presentaciones en un programa determinado de talentos, pero no que se hayan viralizado como ocurre con el kpop. Cierto es que para igualar al kpop habría que incluir la parte vocal de los bailarines, pero por ahora siento que el baile es a lo que se puede llegar por acá en occidente: incluso recordando los antiguos grupos de pop occidentales (con los que son comparados todos los idols kpop por la gente "no-docta" del tema), como KNOTB, Back Street Boys, NSync, etc., ni ellos eran tan estrictos en sus coreografías, por lo que en verdad el kpop es algo "novedoso", pues al pop grupal occidental, agregó la disciplina y aspiración a la perfección de oriente... Mmmh, esto me recordó a una de las observaciones que hace el personaje de Tom Cruise en El Último Samurai, al admirar el modo de vivir de los japoneses: "They are an intriguing people. From the moment they wake they devote themselves to the perfection of whatever they pursue. I have never seem such discipline" (Son gente fascinante. Desde el momento en que se levantan, buscan devotamente la perfección en todo lo que hacen. Nunca había visto gente con tal disciplina. *o*)).

Creo que me fui para un solo lado, y la verdad es que no tengo claridad de lo que podrían hacer los fans occidentales para expresar su devoción por el kpop, pero sé a ciencia cierta que tamaña cantidad de energía no puede seguir contenida por más tiempo sin explotar con violencia e impredeciblemente. No es sano, y aunque no estoy diciendo que "los medios debieran hacer accesible el kpop al comprador occidental", simplemente digo que el cúmulo de emociones que el kpop engendra en el corazón y el alma de los fans es descollante, y debiéramos poder encontrar la forma de canalizar dicha emoción de una forma aún más enriquecedora que la actual: sigo sosteniendo que los fans que se juntan para aprender y representar las coreografías kpop son algo como un primer paso, lo mínimo que se puede hacer para expresar la gratitud que se siente por ser testigo de algo tan bello: sí, sueno terrible ñoña, pero hablo por mí al decir que, aunque los antifans del kpop sigan pensando que se trata de un mundo vacío, una cáscara plástica y maqueteada de una realidad inexistente, ¿no son eso acaso los dioses para muchos? ¿no se embelezaban los griegos al pensar en Afrodita o Apolo, y por tanto expresaban su idolatría mediante la escultura y la arquitectura, entre otras formas de arte sublimes? ¿no es acaso el ser humano un ente que siempre necesita de la idea de la perfección, para poder aspirar a mejorar, aun cuando jamás llegue a dicha perfección? No lo sé, yo sólo sé que soy un ser mental y necesito respirar en ese mundo ideal, y el kpop lo ha traído para mí. No sé los demás :3

PD: Nuevamente en Youtube está plagado de videos de fans del kpop que muestran sus versiones de las coreografías favoritas. El grupo que menciono en este registro ha sido tomado meramente al azar, debido a la casualidad que me llevó hasta el mentado video. En mi país Chile hay otros tantos grupos, y asumo que van agregándose nuevos (el crecimiento es directamente proporcional al del mercado kpop). Hubo un tiempo que me gustaba mucho buscar este tipo de videos, pero dicho entusiasmo cesó cuando noté que estos fans comenzaron ellos mismos a endiosarse, ganando fans como si de verdaderos idols kpop se tratara: en todo aspecto de la vida, si hay algo que no soporto es la arrogancia, y por eso dejé de deleitarme con esta forma sana de expresión. Tal vez por eso es que me surgió la idea de que estos fans se profesionalizaran y si querían tener su propio fanclub, pues que fuera por su propio talento y no por copiar lo que otros hacen. Esop! :P

Crédito Foto: Grupo Wolves en Facebook
comments powered by Disqus

Más Imágenes

El Baúl de quinqui © 2012, 2017 Carolina Casanova García
Los contenidos mencionados y descritos en este sitio son propiedad de sus respectivos autores,
y se encuentran aquí sólo como referencia.