Magazine Misceláneo de quinqui

Rinconcitos del Baúl

MINE
Kickboxer

Kickboxer

Acerca de los maestros y las películas de lucha ochentera, cómo se echan de menos!!

Escrito por quinqui el 08/11/2013 21:44 hrs. Modificado el 08/11/2013 21:45 hrs.
Guardado en Cine y TV
Etiquetas: Acción, Lucha
Otra de las muchas películas de acción que vi cuando niña fue Kickboxer. Protagonizada por Jean Claude Van Damme, trataba de un sujeto que en pos de la revancha, se entrena y supera a sí mismo para derrotar al poderoso luchador de muay thai, que derrotara y humillara a su hermano.

Hoy tengo claro el argumento de la película porque la pude ver de nuevo por el cable (o netflix?), con lo cual se reactivaron mis recuerdos. No era una de las películas que más recordara de la niñez, pero viéndola ahora, me gustó muchísimo, por lo que seguro cuando niña también me debe de haber gustado: lo que pasa es que vi muchas del mismo estilo, supongo ^^U



Lo mejor de estas historias de luchadores es definitivamente la parte en que se entrenan: generalmente el maestro es un tipo humilde, que nunca pensaríamos es el experto en la materia, y muchas veces el protagonista de la historia acude a solicitar su ayuda, que le es negada varias veces antes de probar que merece recibirla.

Es respecto a este punto que quisiera hacer el hincapié en esta ocasión: el maestro.

Cuando un ser va aprendiendo e internalizando los conocimientos superiores, llega un momento en que se da cuenta por fin de lo insignificante que es, y entonces viene esa especie de relajo, en el cual ya no hay preocupaciones mundanas. El ser ha llegado a un nivel de revelación y espiritualidad tan altos, que las cosas del mundo físico pasan a ser las insignificantes, no despreciables, sino claras y sencillas. Algo como un vivir dentro del mundo etéreo: el mundo físico ya no se compone de obstáculos y molestias, sino de juegos y contemplación.

En ese estado viven todos los maestros de estas películas de lucha, y en general, en las historias de héroes: muchas veces tienen el aspecto de vagabundos o ancianos despreocupados, algunas veces hasta pícaros, alejados del mundo, pero sin temor de él, pues ahora viven en él en absoluta armonía y respeto. Estos maestros llegan a parecer casi invisibles al ojo del no iniciado, y se muestran derechamente repulsivos antes los ojos de los ciegos al mundo superior.

Cuando los héroes de estas películas han ido a pedir que los entrenen, los verdaderos maestros les ponen muchas trabas, a fin de que ellos prueben si están preparados para iniciar un entrenamiento como el que ellos pueden enseñar. Sólo cuando el interesado supera su primer obstáculo -su ego-, el maestro accede a enseñarle. Hay un dicho muy bonito que dice "Cuando el aprendiz está listo, llega el maestro", y en estas películas, el aprendiz sólo está listo cuando logra superar las pruebas que el maestro le coloca.

Este patrón se repite siempre, aún cuando el maestro no tenga el aspecto de un anciano. Por ejemplo, en la película Avatar, el maestro del protagonista fue la misma nativa de la que posteriormente se enamora. Ella le enseña -sin quererlo al principio, pues él no estaba listo según ella-, pero él no sólo aprende a entender y amar el planeta nuevo, sino que logra sin proponérselo a superarse a sí mismo: se convierte en un mejor ser.

Y eso por ahora. Gracias por leer, y aún más si comparten con todos sus opiniones al respecto ^___^

Hasta pronto!!

PD: Por cierto, cuando vi la peli de nuevo, quedé rayada un tiempo con la banda sonora, y especialmente con el tema principal: Never Surrender! :D Está buenísima, tiene todo el power ochentero! ^_____^



Más Info: IMDB
Crédito Foto: La opinión de oseomorfo
comments powered by Disqus

Más Imágenes

El Baúl de quinqui © 2012, 2017 Carolina Casanova García
Los contenidos mencionados y descritos en este sitio son propiedad de sus respectivos autores,
y se encuentran aquí sólo como referencia.