Magazine Misceláneo de quinqui

Rinconcitos del Baúl

MINE
Forever Alone sin SNS

Alcances del fin de mundo: Redes Sociales

Sin electricidad, no habrán servidores encendidos, no habrán redes sociales...

Escrito por quinqui el 22/11/2012 16:59 hrs. Modificado el 05/08/2015 18:50 hrs.
Guardado en Pensamientos
Holas a todos. Respecto al título de este registro, "fin de mundo", pues eso, me gusta pensar sobre el tema. Hubo incluso algún momento en que realmente deseé que ocurriera, que se acabara toda la mierda de mundo en que vivimos actualmente, pero luego pensaba mejor no, y así un largo etc., interminable vaivén de cambios de postura.

El caso es que, independiente de que pase o no, me gusta pensar en los alcances que podría tener. En esta ocasión, quiero referirme al tema desde la perspectiva de la "Pérdida del acceso a la electricidad" y las "Redes sociales".

Es obvio que ambas están relacionadas, pero hasta el momento no he visto en películas ni documentales que traten el tema fin-de-mundo, en que se aborde el posible alcance de este tipo de acabo de mundo como lo conocemos. A lo que voy es a que, si bien todos asumimos que sin electricidad no podremos encender los aparatos que la usan, entre ellos, computadores y dispositivos móviles (cuando se hayan descargado), no he visto a nadie reflexionar sobre la consiguiente imposibilidad de acceder a Internet, pues, sin electricidad, los servidores no podrán funcionar, lo que literalmente sería el fin de Internet, y por consecuencia, de las Redes Sociales.

Mi punto de reflexión es cuán relacionados y dependientes nos hemos vuelto con las Redes Sociales, que me pregunto ¿cómo afrontaría el mundo conectado una vida sin ellas? ¿Cómo podría concebir un adolescente del mundo internetizado, el despertar cada día, sin poder saber lo que le ocurre a su vecino, a sus amigos y familiares, a sus enemigos y rivales, a sus artistas favoritos, a sus amigos del otro lado del mundo, si ya no existe ese lazo virtual que le permitía estar conectado e informado de todo? ¿Cómo afrontará el no poder saber, el tener que esperar, haber perdido el beneficio de la inmediatez, el tener que aprender el valor de la paciencia y la conformidad?

Mi análsis comenzó pensando en el tema de los celulares, teléfonos móviles, y su posible debacle, pero luego pensé "¿y las redes sociales? ¿No están siendo demasiado sobrevaloradas en nuestro mundo actual? ¿Hasta dónde se piensa llegar con su uso, hasta dónde es dirigido el mundo con su uso indiscriminado?" (con uso indiscriminado me refiero a no regulado, ya que a la fecha no hay leyes que regulen internet, sólo las leyes impuestas por los mismos usuarios y que apelan íntegramente a la buena voluntad de las personas).

En fin, el alcance al que me refiero con todo este análisis ni siquiera va en el sentido práctico de estas herramientas, sino al sentido emocional y psicológico: me puedo imaginar a los adolescentes y adultos trabajólicos entrando en pánico, cólera y esquizofrenia, sin mencionar la depresión, sólo ante la carencia de estos lujos del mundo actual, ante la pérdida del control que daban por sentado en sus vidas ajetreadas y arrogantes.

Esto parece una crítica de mi parte, pero no lo es, porque yo también me siento incluída en este mundo frenético, aun cuando en la realidad siempre trato de mantener un pie en tierra para no dejarme "corromper" por las comodidades modernas, pero el caso es que inicié esta reflexión pensando tanto en los demás como en mí misma. Supongo que simplemente es, como en todo en mi vida, que me gusta adelantarme a los sucesos, y quiero estar preparada psicológicamente también para un cambio de estilo de vida como el descrito (si es que sobrevivimos, claro :P). Yo la verdad espero que, de ocurrir, no me afecte mucho mucho, ya que no nací con celular en mano como los chicos de hoy, tampoco había internet cuando era adolescente, y la palabra lo valía todo ante los demás, si uno se comprometía, lo cumplía, si había algún problema, podías huir sin ser detectado por gps o facebook, o podías enfrentar el problema con honor cara a cara, y no por chat o siquiera teléfono; supongo que el mundo sin las redes sociales mal usadas es un lugar más lento, tranquilo y humilde.

Bueno, eso. Para quien le guste reflexionar sobre improbabilidades ^_^ Saludos y gracias por leer!

Publicado originalmente en mi quinqui bitacorita.
comments powered by Disqus

Más Imágenes

El Baúl de quinqui © 2012, 2017 Carolina Casanova García
Los contenidos mencionados y descritos en este sitio son propiedad de sus respectivos autores,
y se encuentran aquí sólo como referencia.